Envíanos tu soplo de padre (Brotes de olivo)

Mándanos, Dios, tu Espíritu Santo, envíanos, Dios, tu soplo de Padre,
que nos haga entender que tu fraternidad somos toda la humanidad.

Padre, alúmbranos,
¡danos tu luz! Infunde en las almas de los hombres tu amor,
que nadie quede fuera de nuestro corazón.

¡Ven, Santo Espíritu!,
renueva la tierra, tráenos tu soplo que nos convierta,
pongamos la vida en vivir tu plan, que todos sintamos tu amor y tu paz.