No moriré (Brotes de olivo)
(Mc 28, 10)

Sé que tú me darás cuanto necesito,
sé que tú vas a estar siempre cerca de mí,
sé que te advertiré cuando me sienta morir,
sé que no moriré, sé que no moriré y que siempre viviré,
porque tú, mi Señor, tú vives en mí.