Dame un corazón nuevo (Brotes de olivo)
(Ez 36, 26)

Dame, Dios, un corazón nuevo para amarte
en la tierra, en el canto, en las flores y en el llanto,
en la oveja y en el pasto, que quita el hambre y se hace santo.