Pídeme cuanto quieras (Brotes de olivo)
(Lc 22, 37)

Pídeme cuanto quieras, haz de mí lo que quieras.