Los limpios de corazón (Brotes de olivo)

No sientas tú tristeza por mi mal, mi sufrimiento no lo has hecho tú.
Mi corazón te dañó y al tuyo provocó. Tu acción no es tuya, es falta de mi amor.

Siento contigo tu gozo, tu dolor; siento contigo tu odio, tu rencor.
Creo yo que mi alma siente amor por ti, siento contigo la razón de tu vivir.