Ya va muriendo (Brotes de olivo)

Ya va muriendo el campamento, pronto tendremos el final,
pronto tendremos sólo el recuerdo, pero que el tiempo no borrará.

No olvidaremos el agua de lluvia, no olvidaremos la noche sin luz,
no olvidaremos la falta de agua, y lo que no hice que hiciste tú.

El campamento ya tiene historia, la que le has dado con tu vivir,
lo que hayas hecho ya queda escrito en tierras, encinas, y en rocas de aquí.

Si fuiste alegre será historia alegre, y si serviste historia feliz.
Dale a la vida lo que le hace falta: amor y sonrisa, la paz y el servir.

Pepita y Ricardo, Pedro y Rafael, Manolo y Antonio, Tere y Mariló,
el chico y la chica, y el niño mayor, a nadie de éstos olvidaré yo.