Buen provecho (Brotes de olivo)

Comeremos de los frutos de la tierra
y del agua que de arriba le cayó,

del trabajo del labriego y su cansancio
y la gente que con gozo preparó.

Gracias a los hombres y al calor del sol,
al agua y la tierra que fue quien lo dio.

Que haya buen provecho de lo que se nos dio,
y recordemos siempre al que no comió.