Versículo (Brotes de olivo)

Tú me has llamado, Señor y tu Palabra he oído.
Haz que me vuelva hacia ti y de mí nazca el olvido.

Cada frase de las tuyas de tu vida están repletas,
la que tanto necesito pues la mía ya está muerta, ¡muerta!