Ovejas entre lobos (Brotes de olivo)

Os envío como ovejas entre los lobos rugientes;
sed sencillos cual palomas y astutos como serpientes.

Mas guardaos de los hombres, pues por mí os llevarán
presos a la asamblea y allí os azotarán.

Cuando estéis ante los jueces, testimonio habréis de dar;
no os inquiete la palabra que tengáis que pronunciar.

Pues no será vuestra boca la que de suyo clamará,
sino de Dios el espíritu, el que tu lengua hará hablar.

Habrá muertes entre hermanos y también de padre a hijo,
y por causa de mi nombre, desde ahora os lo digo.

Mas aquél que persevere hasta el fin, se salvará.
Cuando un pueblo os persiga marcháos a otra ciudad.

Antes que recorráis las ciudades de Israel,
vendrá el Hijo del Hombre para llevaros con él.