Desapercibido (Brotes de olivo)

No hagas sonar la trompeta cuando la limosna des.
Eso hacen los falsos y no los hombres de bien.

En verdad quiero deciros que su afán ya recibieron.
Si das con tu mano izquierda, que a la diestra sea secreto.

Si oras, cierra la puerta, que sea tu rezo en silencio;
y el Padre que todo escucha se gozará en tu secreto.

No reces en voz tan alta como rezan los farsantes,
que oran en las esquinas, teniendo gente delante.