Silencio (Brotes de olivo)

Silencio... sopla la brisa, es medianoche,
gimen las hojas que caen resecas; hay poca luz, todo es tiniebla.

Los hombres están cansados por la lucha,
sus pensamientos están muy lejos, con ansia esperan toques de paz.

La explosión de un mortero fugaz, su luz hace al cielo brillar.
Un hombre al suelo ha caído sin conocer la paz.

Y la paz vendrá cuando yo haga mío tu sufrir,
cuando, en mí, tu sentir sea vivir de mi vivir.

¡Quiero paz! ¡haya paz! ¡tengan todos paz!
¡Haya paz! ¡sólo paz! ¡viva el mundo en paz!