Despertar en los caminos (Brotes de olivo)

Cuando al alba abro los ojos, un deseo ansía mi alma:
"que sea más bueno, Señor" y con gozo te doy gracias.

Trabajaré en tus campos, donde buena falta haga,
para que, al llegar la noche, te lo ofrezca y diga: ¡Gracias!

Cuando voy por tus caminos, voy contento al caminar,
porque estoy en tus terrenos, es la paz de tu heredad.

He vivido muchas cosas, mas no creas que soy bueno,
porque si buena hice alguna, de malas hice un ciento.

Porque andar es caerse, levantar de la caída,
siempre con la esperanza de que tú todo lo olvidas.