Los pájaros pastores (Brotes de olivo)

Los pájaros vuelan veloces caminillo del portal,
ellos quieren ser primeros al Niño Dios adorar.

Cua-cua, pío-pío, cu-cu.

El pollito chiquitín le lleva plumitas mil,
el cuclillo, en sus patitas, florecitas de alhelí.

La torpe pata llevó su más pequeño patín
y las cigüeñas un nido para el Niño Dios dormir.

Fueron pajarillos primeros en llegar, revoloteando fueron a adorar.
El Niño rubito alegre sonrió, que contento estaba el Chiquillo-Dios.

Con las plumitas del pollito la Virgen Madre tejió
un saquito para el niño, y a San José un pantalón.

El Niño jugando está con el patín chiquitín
y sonriendo acaricia su grandísima nariz.

Y a la hora de dormir el Niño rubio es feliz,
sobre el nido de cigüeñas, adornado de alhelí.

Pájaros, venid, venid a adorar,
con vuestro pío pío al Niño cantad.