Un solo Señor

Un solo Señor, 
una sola fe, 
un solo bautismo, 
un solo Dios y Padre.

Llamados a guardar 
la unidad del Espíritu 
por el vínculo de la paz, 
cantamos y proclamamos:

Llamados a formar 
un solo cuerpo 
en un mismo Espíritu, 
cantamos y proclamamos:

Llamados a compartir 
una misma esperanza en Cristo, 
cantamos y proclamamos: