Te damos gracias, Señor (Espinosa)

Tú eres el Dios que nos salva, 
la luz que nos ilumina, 
la mano que nos sostiene 
y el techo que nos cobija. 
La mano que nos sostiene 
y el techo que nos cobija.

Te damos gracias, Señor, 
te damos gracias, Señor.

Te damos gracias, Señor, 
porque has depuesto la ira 
y has detenido ante el pueblo 
la mano que lo castiga. 
Y has detenido ante el pueblo
 la mano que lo castiga.

Y sacaremos con gozo 
del manantial de la vida 
las aguas que dan al hombre 
la fuerza que resucita. 
Las aguas que dan al hombre 
la fuerza que resucita.

Entonces proclamaremos: 
"¡Cantadle con alegría! 
¡El nombre de Dios es grande! 
¡Su caridad infinita! 
¡El nombre de Dios es grande! 
¡Su caridad infinita!

¡Que alabe al Señor la Tierra! 
Contadle las maravillas. 
¡Qué grande en medio del pueblo 
el Dios que nos justifica! 
¡Qué grande en medio del pueblo 
el Dios que nos justifica!