Tan cerca de mí (Pentecostales)

Tan cerca de mí, 
tan cerca de mí 
que hasta lo puedo tocar. 
Jesús está aquí.

Ya no busco a Cristo en las alturas 
ni le buscaré en la oscuridad, 
dentro de mi ser, en mi corazón, 
siento que Jesús conmigo está.

Yo le contaré lo que me pasa, 
como a mis amigos le hablaré. 
Ya no sé si es Él quien habita en mí 
o si soy yo quien habita en Él.

Mírale a tu lado caminando 
en las alegrías y el dolor, 
a tu lado va siempre al caminar; 
Él es un amigo de verdad.