¡Resucitó! (Argüello)

¡Resucitó, resucitó, resucitó, aleluya! 
¡Aleluya, aleluya, aleluya, resucitó!

La muerte, ¿dónde está la muerte? 
¿dónde está mi muerte? 
¿dónde su victoria?

Gracias sean dadas al Padre, 
que nos pasó a su Reino, 
donde se vive el amor.

Alegría, alegría hermanos, 
que si hoy nos queremos, 
es que resucitó.

Si con Él morimos, 
con Él vivimos, 
con Él cantamos: 
¡Aleluya!