Padrenuestro de la vida

Padre nuestro de la vida; 
mío, de ése y de aquél; 
que vive en toda criatura 
y ellos así han de creer. 
Quisiera realzar tu nombre 
viviendo aquí bajo el sol 
tu mensaje de aquél monte 
de pobreza, paz y amor.

Danos pan para vivir 
sólo el momento presente, 
ya que el día de mañana 
quizás aquí no me encuentre. 
No mires lo que hice mal, 
que yo no veré a mi deudor, 
y en mi camino hacia Ti 
que no caiga en tentación.

Amén, amén, 
que no caiga en tentación. 
Amén, amén, 
que sea así siempre, Señor.