Padrenuestro de la calle (Cubiella)

Padre nuestro que estás en la tierra 
desvelado por nuestros desvelos, 
hoy tu Nombre nos sabe a justicia, 
nos sabe a esperanza, y a gloria tu Reino (bis). 
Padre nuestro que estás en la calle, 
entre el tráfico, el ruido y los nervios; 
que se cumpla, Señor, tu Palabra, 
lo mismo en la tierra que arriba en el cielo.

Padre nuestro, Padre nuestro, 
no eres un Dios que se queda 
alegremente en su cielo. 
Tú alientas a los que luchan 
para que llegue tu Reino.