Nostalgia de Dios (Getsemaní)

En algún lugar debajo de tu piel 
está Dios, ¡búscalo!. 
No temas encontrarte cara a cara con Él... 
¡Atrévete!, 
descubrirás que hay en ti 
nostalgia de Dios (bis).

En los surcos de tu mano y en tu voz 
está Dios, ¡búscalo!. 
No debes olvidarlo: 
nuestra vida es buscar... 
Cada canción 
despertará en tu caminar 
nostalgia de Dios (bis).

En tu agitado, inquieto corazón 
está Dios, ¡búscalo!. 
Los días de penumbra 
pasarán, ya verás... 
Y el nuevo sol,
a contraluz te hará sentir 
nostalgia de Dios (bis).