Más allá de mi nariz

Más allá de mi nariz puedo ver el sol 
y descubrir que no soy sólo yo, 
que hay gente muy cerca de mí.

Como abuelo Dios, 
que ríe cuando me río yo, 
que a pesar de su bastón 
canta y ríe como lo hago yo.