Madre de los jóvenes (Gabaraín)

Madre, óyeme, mi plegaria es un grito en la noche. 
Madre, mírame en la noche de mi juventud. 
Madre, sálvame, mil peligros acechan mi vida. 
Madre, lléname de esperanza, de fe y de amor. 
Madre, guíame, en las sombras no encuentro el camino. 
Madre, llévame, que a tu lado feliz cantaré.

La la la la la la la la... (bis).

Madre, una flor, una flor con espinas es bella. 
Madre, un amor, un amor que ha empezado a nacer. 
Madre, sonreír, sonreír aunque llore en el alma. 
Madre, construir, caminar aunque vuelva a caer. 
Madre, sólo soy el anhelo y la carne que luchan. 
Madre, tuyo soy y en tus manos me vengo a poner.