Hace más de dos mil años

Hace más de dos mil años
que  Jesús vino a la tierra 
a librarnos del pecado 
y a darnos la vida eterna. (bis)

Yo soy el camino, la verdad y la vida.
Yo soy el camino, la verdad y la vida.
Y nadie va al Padre si no es por Mí. (bis)

Todos somos pecadores 
y por eso le cantamos 
al Jesús de mis amores, 
el que fue resucitado. (bis)