El Señor Dios nos amó

El Señor Dios nos amó como nadie amó jamás. 
Él nos guía como estrella cuando no existe la luz. 
Él nos da todo su amor mientras la fracción del pan. 
Es el pan de la unidad, el pan de Dios.

Es mi cuerpo: tomad y comed. 
Es mi sangre: tomad y bebed. 
Pues yo soy la Vida, yo soy el Amor. 
Oh, Señor, condúcenos hasta tu amor.

El Señor Dios nos amó como nadie amó jamás. 
Sus paisanos le creían hijo de un trabajador. 
Como todos, Él también ganó el pan con su sudor, 
y conoce la fatiga y el dolor.

El Señor Dios nos amó como nadie amó jamás. 
Él reune a los hombres y les da a vivir su amor. 
Los cristianos, todos ya, miembros de su cuerpo son, 
nadie puede separarlos de su amor.