Dame vida

Mi Señor, 
de mis enemigos líbrame, 
en Ti me refugio, 
enséñame a cumplir tu voluntad. 
Porque Tú eres mi Dios, mi Dios, 
tu Espíritu que es bueno me guíe 
por una tierra llana.

Dame vida, dame la vida, 
dame tu vida, ¡mi Dios! (bis).

Mi Señor, 
mira cómo me falta el aliento, 
no escondas tu rostro, 
si lo alejas de mí me moriría. 
Haz que sienta en la mañana tu Amor, 
enséñame el camino a seguir. 
A Ti levanto mi alma.

Dame vida, dame la vida, 
dame tu vida, ¡mi Dios! (bis).

Dame vida, dame la vida, 
dame tu vida, ¡mi Dios! (bis).